VISITAS: 112679

PEMEX DEBE ENFOCAR MÁS ATENCIÓN SOBRE ASPECTOS DE PRESTACIONES Y MEJORAR SUS SERVICIOS MÉDICOS: ING. IGNACIO ALEJANDRE

PEMEX DEBE ENFOCAR MÁS ATENCIÓN SOBRE ASPECTOS DE PRESTACIONES Y MEJORAR SUS SERVICIOS MÉDICOS: ING. IGNACIO ALEJANDRE

 

 

Petróleos Mexicanos ha sido una institución que se consolidó y logró brindar buenas prestaciones a sus trabajadores, pero a través del tiempo ha ido disminuyendo tales beneficios y, en el caso del servicio médico, requiere de una reestructura de carácter urgente porque hay áreas de especialización con falta de inversión y atención hacia el personal jubilado.

Así lo afirmó el Ing. Ignacio Alejandre Oróstipo, funcionario de Pemex y quien desde 2013 se jubiló luego de una etapa de 30 años de trabajo en tan importante empresa del Estado.

Es una charla amena e interesante, llena de experiencias en la que el ingeniero industrial por el Instituto Tecnológico de Veracruz dijo que inició sus actividades profesionales en una compañía privada, Diavaz, misma que se encargaba del mantenimiento de equipo de buceo y mantenimiento de cámaras hiperbáricas.

Luego de esa experiencia, su progenitor, quien laboraba para Pemex, le heredó la planta y ahí inició sus actividades profesionales a través de la reparación de pozos y la introducción de herramientas especiales para la limpieza del pozo.

Se introduce tubería con una profundidad de 2 mil 700 metros, previos estudios electromecánicos a fin de detectar la fuente de producción y se vuelve a explotar el pozo hasta que llega a su límite.

En los años ochenta, siendo director general el Lic. Mario Ramón Beteta, se obtuvieron buenos niveles de productividad, se generaba capacitación y se brindaban buenas prestaciones sociales.

Desde la perspectiva del Ing. Alejandre, en los años subsiguientes se dividió la empresa en cuatro subsidiarias y cambiaron algunas políticas de productividad.

Fue de 1990 a 2001 que se explotó el campo Cantarell en Campeche, el cual logró grandes niveles de productividad, pero por malas decisiones se sobreexplotó la producción del pozo.

Fue Enrique Peña Nieto quien dijo que se había acabado la gallina de los huevos de oro, pero no fue más que consecuencia de pésimas decisiones administrativas y la falta de inversión que propició que equipos de explotación empezaran a envejecer y no hubiese el mantenimiento adecuado.

En esos años, aún recientes, empresas extranjeras como Schulemburg, Haliburton, Chevron, entre otras, empezaron a tener una mayor presencia en el seno de Pemex y se advertían grandes diferencias entre el personal, sobre todo por el equipamiento más completo que tenían esas empresas foráneas.

Ya se observaba que no había recursos ni la voluntad para impulsar a Pemex y a sus trabajadores, de manera que ya  había sido invadido de personal extranjero, situación que se recrudeció de 2005 a 2018.

“Me jubilé en 2013 porque ya veía un panorama oscuro en el futuro de la empresa, aunque ahora ha cambiado notablemente esa percepción con la visón de soberanía energética, pero se tiene que buscar el mejoramiento del personal a través de capacitación y mejores prestaciones”, dijo.

Un ejemplo lo constituyen los trabajadores de Plataformas Marinas, los que tal vez deberían laborar 8 horas y no 12 horas como ahora sucede. Es un asunto de análisis y buscar las mejores perspectivas para que sean empleados más productivos y eficientes.

Para finalizar, expresó que espera que la Refinería Deer Park, que se adquirió en los Estados Unidos y la nueva que se encuentra en su fase de operación, la Refinería Olmeca, cumplan escrupulosamente con la refinación de hidrocarburos para el bien de México.