VISITAS: 112679

LÍNEA MAGINOT: DE ESTRATEGIA MILITAR FALLIDA A DESTINO TURÍSTICO

LÍNEA MAGINOT: DE ESTRATEGIA MILITAR FALLIDA A DESTINO TURÍSTICO

 

En su contraparte, muy cercana, la Línea Sigfrido (West Wall)

Bitche, Francia

A menos de diez kilómetros de la ville de Bitche, se encuentra la histórica Línea Maginot que fue una fortificación militar diseñada por el gobierno francés de 1930-1938, con 750 kilómetros y 58 fortificaciones, con el fin de protegerse ante un eventual ataque alemán.

Sin embargo, poco se sabe también que a unos cuatros kilómetros de Niedersimten, poblado alemán, se localiza el Bunker West- Wall ((Línea Sigfrido), también una fortificación militar integrada por 18 mil bunkers a lo largo de 630 kilómetros y que fue construida de 1938 a 1940.

La primera Línea, diseñada por el Gral. A. Maginot, tenía  el propósito de contener una embestida militar. Se construyó a lo largo de la frontera suiza hasta el mediterráneo.

Fue una obra que tenía hospitales, cines, lugares de recreación y a través de un tren se desplazaban a los efectivos militares. No hubo necesidad de utilizarla, porque la invasión alemana entró por la frontera con Bélgica.

La Línea Sigfrido era más elemental y se caracterizaba por sus búnkeres, que en su mayoría fueron destruidos por tropas aliadas.

Actualmente la Línea Maginot es un atractivo turístico y se realizan visitas guiadas, principalmente en el verano, donde acuden miles de turistas. En su parte externa, se observa un tanque y otros artefactos militares de la época.

Llegar a este sitio, rodeado de bosque, evoca un momento histórico muy importante de Europa y que en su contraste se evoca ahora pueblos y pequeñas comunidades bajo la característica de la tranquilidad y armonía.

En la que ya, en estos tiempos, se abrieron las fronteras y bajo la Comunidad Económica Europea, se vive otra era. Se puede decir que con una paz de 78 años.