VISITAS: 37333

JUAN RAMOS GALINDO, EMPRESARIO Y ESTUDIOSO DE LA COMUNICACIÓN

Por: Héctor Saldierna

 

 

Lo conocí a la distancia en el año 1977 cuando cursamos el propedéutico en la ciudad de Xalapa, Veracruz. Hombre alto, delgado, de bigote espeso, lo observé en algunos de los salones que conformaban el área académica de 

 

Humanidades.

 

Sabía que era empresario y en la capital del Estado contaba con un negocio de Cortinas, alfombras y decoración.

A los pocos meses me lo encuentro en el puerto de Veracruz y se había inscrito en la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UV. Fuimos compañeros por cuatro años. Durante ese lapso, realizamos una serie de intensas actividades académicas.

Formamos parte de los mejores alumnos del primer semestre y de la Facultad a un viaje a la ciudad de México a un simpósium donde estuvo presente Melvin De Fleur, uno de los teóricos de la comunicación más famosos de la época.

Juan tenía una Gremlin amarilla y se convirtió en una gran aliada para viajes a Xalapa y a la ciudad de México. Formamos un grupo llamado Contacto Cultural y escribíamos para El Universitario. Fue una época muy intensa que terminábamos todos los días en La Parroquia y convivíamos con nuestros maestros.

Ernesto Lima, Toña Castillo, Laura Gallifa, Regina Martínez, Juan Ramos  y yo éramos la parte esencial de ese grupo. Precisamente, en 1979 fuimos a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, a hacer unas prácticas periodísticas en El Sol de Chiapas, invitados por Higinio García Mendoza. ¡Fue una gran experiencia!.

Al inaugurarse el Canal 4 en Xalapa, Juan Ramos fue uno de los primeros reporteros que tuvo en el puerto de Veracruz.

Al egresar dejamos de vernos por algún tiempo. En 1985 supe que daba clases en la escuela de Periodismo en la Universidad Autónoma de Querétaro, cuyo  rector era el Lic. Mariano Palacios Alcocer. Sin embargo, su espíritu empresarial le llevó a fundar Verificentro de Valle de Santiago, empresa que actualmente tiene 20 años.

Hace cuatro años presentó el libro “De Dulce, de Chile y de Manteca”, que es una obra de 450 páginas que califica como recetario para la vida. Es una serie de anécdotas, historias y documentadas versiones de los temas más diversos. No hay tema que se le escape de su ojo avizor y con una excelente narrativa nos lleva hacia las más diversas experiencias. Le otorga una gran importancia a la familia, la que es numerosa y muy unida. Varios temas se centran en la historia de familia.

A este libro lo concibe como una manera de llevar el mensaje hacia las nuevas generaciones.

Juan Ramos es una mezcla de espíritu empresarial, estudioso de la comunicación, fotógrafo, creador de más de un centenar de trabajos audiovisuales los que ha publicado  en su página YouTube Juanaudiovisuales en donde manifiesta intensamente su amor hacia la familia, sus amigos y a su país, México.