VISITAS: 33461

LA MUJER JUSTA. De Sándor Márai

LA MUJER JUSTA

Sándor Márai

 

Recopilación y comentario de

Mtra. Aurora Ruiz Vásquez

(Septiembre 1922-Abril de 2016)

 

II parte

 

En la tercera parte es Judith la que, en un cuarto de hotel, platica con su amante y le cuenta cómo se enamoró del señorito de una familia burguesa con la que trabajaba como sirvienta. No toleró ser la amante del señor de la casa y supo esperar; al final se casó con él, aunque su matrimonio no duró. ¿Por qué será?

-¿Quieres que te cuente cómo era la vida en aquella casa tan refinada en donde yo vivía?, le presume Judith a su amante en algún momento.

 

Es interesante conocer cómo trataban esas personas a sus sirvientes, Márai no los cuenta con detalle y reflexión. Analiza la vida del proletariado, encontrando que hay entre ellos diversos niveles de pobreza. La novela refleja a Europa de entreguerras dominada por la burguesía. No acepta ni el nazismo ni el comunismo.

El éxito de la novela se debe, creo yo a la forma de narrar; al estilo del autor. La maestría narrativa de Sándor Márai se evidencia al presentar a sus personajes hablando con voz y timbres propios. En sus páginas subyace el conocimiento psicológico, tal como lo hacen los grandes clásicos por lo que es considerado como un clásico entre Balzac, Flaubert y Tolstoi.

La mujer justa, la ideal, fue inalcanzable.

Entre otras producciones del escritor húngaro son recomendables sus diarios contenidos en tres tomos: ¡Tierra, Tierra!, Confesiones de un burgués  y Diarios 1984-1989.

Reseñas

Págs. 54, 55.

La   mujer justa

Sándor Márai

Traducción de Agnes Csomos

Barcelona, Salamandra, 2013

416 pp.