VISITAS: 14235
bieindustrial junio 2, 2020

REEDICIÓN DE OBRAS DE FRANCISCO RIVERA “PACO PILDORA”, CONTRIBUIRÍA A UNA MAYOR DIFUSIÓN DE LA CULTURA VERACRUZANA

 

 

Su nombre es María del Rosario Ochoa Rivera y es nieta del ilustre veracruzano Francisco Rivera Ávila “Paco Píldora”,  quien disfrutó de su compañía, pero sobre todo hizo énfasis sobre la necesidad de reeditar su obra literaria por la importancia que tiene en el ámbito cultural.

María del Rosario, quien labora en el Archivo Histórico del Ayuntamiento de Veracruz, dijo a BIE que se cuenta con libros, artículos y colaboraciones en periódicos de la ciudad de Francisco Rivera, que forman parte de ese archivo.

Cuando habla de su abuelo  sus ojos brillan con mayor intensidad. Recuerda muy bien a las personas que frecuentaba y tiene en su memoria a Agustín Lara, personaje con quien Rivera le unió una entrañable amistad desde el año 1924, cuando lo conoció en la ciudad de México.

En esa estancia, tuvo lo oportunidad de leer Hojas Selectas, que era un documento cultural y cuya lectura le inspiró su amor a las letras.

La obra de Francisco Rivera se fundamenta en tres obras: Veracruz en la historia y en la cumbancha, con una selección de poemas jarochos (1957), Estampillas Jarochas (1988) y Sobredosis de Humor (1996).

Es el autor de la letra del Himno del Instituto Tecnológico de Veracruz y cuya música fue compuesta por Agustín Lara. Él, precisamente, fue catedrático en el ITV impartiendo las materias de Literatura e Historia de México.

Fue un extraordinario decimista y contribuyó con la difusión de la cultura veracruzana. Redactó  los Bandos Solemnes y el testamento de Juan Carnaval, a lo largo de 40 años.

Un detalle que le llamaba la atención era la narrativa que su  abuelo le hacía sobre la invasión a Veracruz en 1914 por Estados Unidos y, siendo niño, recordó que cuando inició la incursión su mamá los escondió debajo de la cama y salieron a los cuatro días.

El niño Francisco aprovechó para vender chicles y tarjetas postales a los marinos norteamericanos.

La ciudad, el carnaval y la vida cotidiana fueron parte motivante de su creatividad descritas a través de décimas, que es una rima de diez líneas. Nació en 1908 en la calle de Arista 34, lugar donde se colocó una placa. Además, en 1981, el entonces alcalde Virgilio Cruz Parra  le  hizo un reconocimiento a través de una calle (Churubusco) a la que le impuso su nombre.

 “Estoy orgullosa de mi abuelo y en la medida que se hagan nuevas ediciones de sus obras, se estaría difundiendo la cultura veracruzana”, dijo, en tanto que nos obsequia un artículo “Algo sobre Danzón” y unas fotografías alusivas.

 En la entrevista estuvo presente el Ing. José Ramírez Domínguez, director del Archivo Municipal del Ayuntamiento de Veracruz.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *