VISITAS:  3664

LA PIEDRA DE LA PACIENCIA

LA PIEDRA DE LA PACIENCIA

Por: Mtra. Aurora Ruiz Vásquez

Septiembre1922 –Abril 2016

Atiq Rahimi

II parte

Rahimi, con gran habilidad, esboza aquí temas como el matrimonio, la guerra, y un gran tabú afgano: “la nación de la  mujer como ser sexual”, pero sin convertir a la protagonista en el tipo de la figura materna santa asexual. Una santa no, ella tiene un derecho a hablar y en su voz está la de miles de mujeres maltratadas, despreciadas, golpeadas, silenciadas.

La mujer a la que no se da nombre, es una mujer como todas, que como humana, es capaz de mentir, odiar y amar. Es trabajadora, decidida, audaz, inteligente y sufridora, pero sabe levantar la voz de protesta:

¡No aguanto más, ya basta!.

La obra está escrita en francés y según declara el autor, ello favorece su expresión con más libertad. Adopta un estilo sencillo, simple, directo y poético. Rahimi muestra su habilidad literaria y narrativa al trasladar los hechos exteriores de la guerra, al interior de la habitación  y al pasillo de la casa. Se escuchan detonaciones cerca o lejos, murmullo de gente que huye, corre, grita y luego silencio absoluto momentos antes de estremecerse los cristales y caer trozos de cal en el piso. Todo permanece en penumbra hasta que las llamas de los incendios se levantan.

Es un caso insólito, han pasado más de tres semanas, el hombre no reacciona, me pregunto ¿puede vivirse así y dar verosimilitud al relato? ¿O es parte de la fábula y la ficción?  Como quiera que sea, la lectura provoca emociones fuertes que hacen estremecer al lector sin que Rahimi llegue al melodrama.

Rahimi da a conocer costumbres, ritos y leyendas de Afganistán en una bella prosa poética ilustrativa, utiliza silencios intercalándolos en su disertación. En la novela hay tensión de principio a fin y nos sorprende con escenas fuertes que dan lugar a la reflexión.

Libro: “Reseñas”

Pag. 38, 39, 40.