VISITAS: 50417

EL HOMBRE DE LOS HONGOS de Sergio Galindo

  EL HOMBRE DE LOS HONGOS de Sergio Galindo

UNA NARRACIÓN AMBIGUA Y EXTRAÑA*

 

Recopilación y comentario de
Mtra. Aurora Ruiz Vásquez
(Septiembre 1922-Abril 1916)

TERCERA PARTE

 

Era una familia especial, el padre loco, la hija odia a la madre, la hermana seduce al novio de su hermana y cosas por el estilo. El hombre de los hongos es una lectura fantástica de irrealidad sorprendente. Un relato extraño en una madeja literaria, donde se suceden toda clase de intrigas, falsedades, envidias, absurdos, amores y desamores que rayan en el odio, conductas increíbles descritas en pocas páginas.

 

Resaltan el mito, la creencia y el cumplimiento de la costumbre ancestral del sacrificio. Lo que no me queda claro es lo relativo al tiempo. ¿Es Gaspar un bebé cuando lo encuentra Everardo, o ya se mueve por su propio pie?. El tiempo pasó muy rápido para hacerse mayores. Estas y otras interrogantes pueden hacerse, en que el lector participa del libro para su deleite.

 

La obra, que fue llevada al cine por Roberto Gavaldón, está escrita con un lenguaje sencillo, directo, cadencioso, con varios silencios elocuentes, como una música lejana. El hombre de los hongos tiene un final sorprendente y profundo que hay que interpretar, pues en pocas líneas lo dice todo. Es una obra a la altura de Aura o Pedro Páramo dentro de la literatura mexicana.

 

Tengo el vago recuerdo la novela Cumbres Borrascosas de Emily Bronté donde también hay un niño recogido por la familia que pasa de compañero de juegos, a un amor apasionado con la hija de la familia, ocasionando tragedias. Pero eso será otra reseña.

 

México. Universidad Veracruzana, 1976. 173 pp.
*Libro Reseñas  Pág. 140, 141 y 142.