VISITAS:  3869

LA RUTA DEL VINO

BIE 178

VALLE DE GUADALUPE, POTENCIAL ZONA VINÍCOLA DE MEXICO QUE OFRECE  PRODUCTOS DE CALIDAD EN MEDIO DE GRAN COMPETENCIA ENTRE PRODUCTORES

Por: Ing. Héctor Saldierna Castro

Ensenada, B.C.

Tuve la oportunidad de visitar la región que más produce vino en el territorio nacional: El Valle de Guadalupe, ubicado a 45 minutos de la ciudad de Ensenada,  lugar que se encuentra rodeado por cerros lo que permite tener vistas inigualables que contrastan con las vides de las diferentes casas vinícolas.

En el Valle de Guadalupe se pueden encontrar infinidad de bodegas que elaboran sus vinos; desde las bodegas más comerciales como lo son L. A. Cetto, Monte Xanic,  Adobe Guadalupe hasta casas mas sencillas en donde los vinos no pasan por barrica como Bibayoff o Sol de Media Noche.

Una particularidad que se observa es que derivado a que existe una gran cantidad de mercado en la región, las casas vitivinícolas de la mano de sus enólogos crean sus vinos con diferentes técnicas en los tanques de acero inoxidable e inclusive en las barricas, todo teniendo como objetivo diferenciarlos de las demás bodegas.

Por ejemplo, la vinícola Decantos se enorgullece el publicar que para elaborar sus vinos no utilizan bombas mecánicas para la etapa de fermentación, evitando así la adición de oxígeno al vino y ofreciendo que notes la diferencia entre los vinos más comerciales y ellos.

Por otra parte, la vinícola El Cielo se ha posicionado rápidamente en el mercado mexicano y actualmente se encuentra experimentando con barricas de roble húngaro, el cual es más poroso que el roble francés, pero menos que un roble americano. Así mismo, el personal que nos dió el recorrido por la cava nos comenta que una parte de la cosecha 2018 no pasará por el método tradicional de la fermentación en los tanques de acero inoxidable; si no que este proceso será realizado directamente en la barrica.

Vinícolas como Barón Balché deja reposar hasta 48 meses en barrica sus vinos premium, así como también la mayor parte de ellos son elaborados de una sola uva. Por último, la vinícola F. Rubio es famosa en el valle por utilizar en sus etiquetas el dibujo de elefantes, el cual nos cuentan representa a la familia ya que estos animales siempre se apoyan y viajan en manada. En su línea rosa brindan un homenaje a la parte femenina de la familia y su vino blanco representa a los nietos del fundador. El vino de la casa y predilecto del dueño llamado Herencia muestra al Elefante líder de la manada.

Es imposible recorrer todas las bodegas vinícolas del Valle de Guadalupe en un fin de semana; pero cada casa trata de hacerte sentir lo que realiza día a día para que su vino sea diferente a las demás vinícolas de la región.

Lamentablemente, muchas casas vinícolas no pueden colocar sus productos en todo el territorio nacional; ya sea porque no tienen las suficientes vides para tal propósito o; (en el común de los casos) no cuentan con la capacidad económica para comercializar ya que aproximadamente el 43% del costo de una botella de vino son impuestos y el 67% restante es la ganancia de la bodega.

Esperemos pronto se apoye más a la industria del vino en el país, ya que es una fuente de ingreso importante para el mismo, y además el producto que se crea es un producto de calidad que no le pida nada a los vinos del Nuevo y Viejo Mundo.