VISITAS: 33461

MTRO. WILFRIDO CASTAÑÓN LEÓN

JUICIO DE AMPARO, INSTRUMENTO CON EL QUE CUENTA EL PARTICULAR PARA FRENAR LOS ACTOS ILEGALES DE LAS AUTORIDADES: MTRO. WILFRIDO CASTAÑÓN LEÓN

*Es el medio que tiene el particular para protegerse ante abusos de las esferas de poder

Por: Héctor Saldierna

El Juicio de Amparo cuida que la constitución no sea violada y cuando ello sucede busca constreñir a quien lo hace a que vuelva al camino de la legalidad, llegando incluso a la separación del cargo y a la consignación penal de quien se niegue a ajustar sus actos a los postulados constitucionales,  afirmó el Mtro. Wilfrido Castañón León, integrante del Primer Tribunal Colegiado en materia civil en la Ciudad de México,  exvisitador general y exdirector del Instituto de la Judicatura Federal.

Especialista en el Juicio de Amparo, Castañón León indicó que el amparo es el  medio con que  cuenta el particular contra los actos de las autoridades que violan sus derechos humanos en los tres órdenes de gobierno federal, estatal y municipal y contra los particulares cuando realicen actos equivalentes a los de la autoridad

Licenciado en Derecho por la UNAM, con estudios de especialización y maestría en Derecho Civil y Familiar por la Universidad Autónoma de Barcelona, precisó que históricamente fue Manuel Crescencio Rejón, originario de Yucatán, quien creo el llamado juicio de amparo  por el año de 1847 con semejanza  primaria con el habeas corpus y common law.

 En la actualidad es un trascendente instrumento que permite la defensa legal del ciudadano y es el medio que, mediante la suspensión del acto reclamado, paraliza una acción autoritaria proveniente de cualquier esfera gubernamental, apuntó el Mtro. Wilfrido Castañón, originario de Berriozábal, Chiapas y quien realizó estudios en la secundaria del ICACH en Tuxtla Gutiérrez y en la Escuela Nacional Preparatoria No. 7 “Ezequiel  A. Chávez” de la UNAM.

En una entrevista exclusiva con la revista BIE por la vía telefónica, Castañón León adujo que sí no existiera el Juicio de Amparo en nuestro país, sería tanto como involucionar a las épocas de la Independencia de 1810 o la revolución de 1910.

Castañón, quien inicio actividades en el ámbito judicial desde 1973 como oficial en la CDMX y quien presentó su tesis de licenciatura: “El Cumplimiento de las Sentencias de Amparo, su desacato y consecuencias legales” y autor de varias publicaciones sobre el Juicio de Amparo, agregó:

Sí a un ciudadano le expropian un terreno porque se pretende construir una carretera, éste tiene -en última instancia- el juicio de amparo; sí existe una orden de aprehensión contra el particular puede promoverse el amparo o si se trata del cobro de un impuesto desmedido, entonces tiene a su alcance ese juicio constitucional. Es decir, en todos los casos procede el amparo de ahí su gran importancia en la vida jurídica de México.

 Se dice que el Amparo es costoso, pero la realidad es que son los abogados postulantes los que encarecen ese medio de control constitucional por tratarse de un documento muy técnico que requiere especialización.

Especialista en Derecho Procesal Civil y Mercantil por la Universidad Panamericana, donde desarrolla labor docente, puntualizó que existe también la posibilidad de acceder en el poder judicial Federal a la Defensoría Pública en donde se puede auxiliar a los particulares para la promoción del amparo sin costo.

El Mtro. Castañón León subrayó que el Primer Tribunal Colegiado, donde está adscrito, conoce de Juicios de Amparo y dirime conflictos en el ámbito civil mercantil y familiar.

Sin duda alguna, el Juicio de Amparo se constituye en un medio muy importante para el ciudadano y por tanto requiere difusión en la sociedad mexicana, labor  que  ha hecho la suprema Corte de Justicia de la Nación y el Consejo de la Judicatura Federal mediante folletos, en la radio y en la televisión donde se expone con sencillez las bondades de la institución.

Además, dijo finalmente, los jueces y magistrados del Poder Judicial de la Federal se encuentran preparados, cuentan con absoluta independencia y sus fallos se apegan estrictamente a la Ley.