VISITAS: 112679

EFICIENCIA ENERGÉTICA Y SOLUCIÓN DE PROBLEMAS DE CARÁCTER SOCIAL, SON DESAFIOS DEL SECTOR ELÉCTRICO: ING. DAVID DEL VALLE

EFICIENCIA ENERGÉTICA Y SOLUCIÓN DE PROBLEMAS DE CARÁCTER SOCIAL, SON DESAFIOS DEL SECTOR ELÉCTRICO: ING. DAVID DEL VALLE

 

 

Los desafíos de la industria eléctrica tienen que ver con un adecuado manejo de la eficiencia energética y resolver problemas de índole social a través de las nuevas tecnologías, afirmó el ingeniero David del Valle Olmos, director de Seice Energy, empresa de reciente creación.

“Nos tocó la parte fundamental de la pandemia, pero afortunadamente no tuvimos parálisis en las actividades. En contraste, se generaron interesantes proyectos en materia fotovoltaica”, dijo.

Entrevistado en sus oficinas, el ingeniero industrial por el Instituto Tecnológico Superior de Alvarado, David del Valle, precisó que el abanico de atención hacia la industria es grande y reconoció que existe cierto desconocimiento de parte de algunos empresarios en materia de iluminación.

Todavía hay un cierto número de empresas que utilizan lámparas de vapor de sodio y aditivos metálicos en lugar de utilizar la tecnología leed que ya tiene varios años en el mercado, pero que aún existen resistencias para obtener un ahorro energético, dijo.

Esa es, precisamente, nuestra tarea de convencer al cliente para que apueste hacia una mejor opción que le genere también mayores utilidades en la operación de la empresa.

David del Valle, quien su formación profesional la desarrolló en Elkon, inicialmente como auxiliar de contabilidad, reconoció que es una gran empresa que podría considerarse una escuela de formación. En efecto, el ingeniero Gustavo Cadena Bustamante es tal vez el mejor ingeniero, en el aspecto eléctrico y de ahorro de energía, en la entidad veracruzana.

Por otra parte, comentó que han desarrollado algunos proyectos fotovoltaicos con empresarios muy exigentes y que con base al plan de trabajo expuesto, lograron obtener la aprobación y la ejecución del mismo.

Podría decirse que la inversión, en este proyecto específico,  tendrá una vida útil de 20 a 25 años, en tanto que la curva de recuperación de la inversión será de cinco a seis años, adujo. El beneficio inmediato se aprecia en las facturas de los recibos de energía eléctrica, reafirmó.

En otra experiencia, indicó que a una comunidad en el norte de la entidad se le instaló un sistema Aíslado de Generación y un sistema de Almacenaje Fotovoltaico que es una batería de litio, a una recuperación de cinco años y con una vida útil de más de 20 años.

“Son comunidades alejadas de zonas urbanas y que carecen de energía eléctrica. Precisamente, este proyecto fue para poner en marcha el sistema eléctrico de dos pozos de agua que benefician a 30 familias”, apuntó.

Sin duda, los desafíos de trabajo tienen que ver también con la satisfacción y el objetivo social de servir a comunidades que durante muchos años han estado lejos de los satisfactores de la energía eléctrica, concluyó.