VISITAS: 112680

ESCUELA SUPERIOR ALEMANA DE CALZADO: SÓLIDO PRESTIGIO, CALIDAD EN SUS CREACIONES Y FORMADORES DE PROFESIONALES

ESCUELA SUPERIOR ALEMANA DE CALZADO: SÓLIDO PRESTIGIO, CALIDAD EN SUS CREACIONES Y FORMADORES DE PROFESIONALES

 

 

Pirmasens, Renania-Palatinado, Alemania

Fundada en 1927, la Escuela Superior Alemana de Calzado se yergue con  una fuerte tradición de calidad y de prestigio a lo largo del tiempo y consecuencia de una exitosa industria del calzado que por décadas brilló en esta región.

Las circunstancias, sin embargo, han cambiado aunque se mantiene la institución ahora subvencionada por el Estado, con 30 alumnos, con una metodología de 2 años de preparación, tres años de formación profesional y un año de trabajo práctico.

En esta institución estudiaron los empresarios que con el tiempo serían los dueños de Adidas. Uno de ellos  casó con una joven de Pirmasens y, cuando ocurre un rompimiento comercial, otro de los hermanos creó la firma Pumas.

La cita ha sido concertada por Hans Peter Schuster, que además hace las traducciones y nos reunimos con  Kershia Belyea, directora; Marcus Kiefer; subdirector y los profesores Martin Thorenz y Eloru Nikolaidis.

Explicaron que las materias que se llevan son inglés, Organización de Calidad, Organización de empresas y Producción.

La primera parte de esta actividad es la charla con los funcionarios, luego pasamos a los salones donde jóvenes realizan diversos diseños y posteriormente conocemos los talleres y maquinaria donde se llevan a efecto las prácticas.

Hace un par de años  se edificó el Centro Internacional de Desarrollo de Zapatos de Pirmasens; se realizan las tareas electrónicamente y disponen de herramientas muy costosas para hacer las creaciones de calzado.

Se diseña todo tipo de zapatos: damas, botas, sandalias y diversos prototipos. Anteriormente, cada año en Viena se realizaba un Festival Internacional del Calzado y se hacían zapatos locos o extravagantes.

En un recorrido que hizo BIE en estas instalaciones, también Isabel Arellano de Schuster participa activamente con preguntas y traducciones al alemán. Ellos reconocen la calidad de calzado que hacen en México, en la ciudad de León, Guanajuato, precisamente en la  manufactura de botas.

Y Hans Schuster, quien con frecuencia viaja a México, reconoció que en Naolinco,  Veracruz, se diseña y comercializa el calzado.

ES UNA GRAN FORMACIÓN

“Es una formación divina. En zapatería, anatomía, cómo construir un zapato”, dijo Carlos Sáenz Treta, originario de Cádiz, España que lleva cinco anos estudiando, con una previa formación de diseño de Moda.

Hay gente de diversas nacionalidades que están aprendiendo aquí, como sirios, afganos, brasileños. No es fácil aprender el idioma, expresó Carlos.  Es una gran satisfacción  contar con maestros muy competentes en esta industria, culminó.