VISITAS:  3665

AGUA QUEMADA

BIE 178

LA GRANDEZA DERRUMBADA

Aurora Ruiz Vásquez

(Septiembre 1922-Abril 2016)

Agua Quemada: cuarteto narrativo de Carlos Fuentes

Hablar de los cuentos contenidos en Agua Quemada del mexicano Carlos Fuentes  (1928-2012) es incursionar en una pequeñísima parte de su vasta obra que abarca la novela, el ensayo y el cuento. Dentro de las numerosas obras fuentianas tenemos: Aura, La muerte de Artemio Cruz, La región más transparente, Tierra nostra, Los días enmascarados y La gran novela latinoamericana, entre otras, las cuales le permitieron ser galardonado con numerosos premios y en varias ocasiones propuesto al Premio Nobel de Literatura.

Agua Quemada es una obra de escasas 139 página que muestran la realidad hecha cuento. Son cuatro los relatos: El día de las Madres, Estos fueron los palacios, Las mañanitas y El hijo de Andrés Aparicio. Es éste un libro intertextual de trama escalonada, es decir, los relatos aparentemente separados están entrelazados por los personajes: un viejo general nostálgico Vicente Vergara; una anciana desvalida atendiendo a un niño paralítico, doña Manuelita; y un sobrino rico que no llega a comprender la pobreza. Se desarrolla un tema único, visto desde diferentes ángulos: la añoranza de la grandeza de ayer; arruinada y transformada en la ciudad de México moderna.

La prosa se despliega en un lenguaje emotivo y poético impregnado de nostalgia; el ambiente es el Valle de México, el altiplano en la época de la colonia y la revolución.

En el relato se percibe claramente el medio sociocultural de la región donde lo decente era ser rico y descendiente de personajes históricos importantes. En todos los cuentos se recorren las calles de la ciudad, los barrios pobres y el cinturón de miseria. Se rememoran los viejos palacios con “balcones de fierro labrado, muchos con vírgenes de piedra, construidos encima de la capital azteca”. Se contraponen a estas imágenes el detalle de las calles del México moderno, cundidas de comercio, de ruido y de altos edificios que no dejan contemplar el cielo. Con lenguaje sencilla y ameno Fuentes documenta las costumbres, los modos de hablar; los comportamientos aceptados de otros tiempos, así como la marcada división de las clases sociales. Todo es recuerdo de lo perdido.

Continuará….