VISITAS: 104138

“QUÉ VERDE ESTÁ MI LAGUNA”, LIBRO DE LA AUTORÍA DEL ING. RAFAEL FERNÁNDEZ DE LA GARZA, CON LO QUE DESCRIBE SUS EXPERIENCIAS DEL PROYECTO NUCLEAR LAGUNA VERDE

“QUÉ VERDE ESTÁ MI LAGUNA”, LIBRO DE LA AUTORÍA DEL ING. RAFAEL FERNÁNDEZ DE LA GARZA, CON LO QUE DESCRIBE SUS EXPERIENCIAS DEL PROYECTO NUCLEAR LAGUNA VERDE

 

 

“Qué Verde está mi Laguna” es el libro escrito por el ingeniero Rafael Fernández de la Garza, mismo que es una descripción muy detallada de su experiencia en el proyecto, desde la ingeniería, construcción y  la puesta en marcha de las Unidades I y II y su operación en una obra de 216 páginas.

En el prólogo, Fernández de la Garza argumentó que la construcción de una Central de este tipo requería algo que no es común en nuestro medio: disciplina, elemento clave para elaborar procedimientos y convertir su uso cotidiano en hábito y establecer de esa manera lo que se llama una “Cultura de Seguridad”.

Como parte de su experiencia, el Ing. Fernández trabajó en los Ángeles, California para la compañía Bechtel en el diseño de varias Centrales Nucleares y en 1980 ingresó a Laguna Verde como Jefe de Ingeniería y dos años después fue nombrado Director del Proyecto.

Desde su llegada a Laguna Verde inició la transferencia a la CFE, tanto de la Ingeniería como de la construcción del Proyecto que estaba en manos de la compañía Ebasco. Logrando así la participación de ingenieros mexicanos en todos los aspectos de la obra.

En los primeros años, había 120 ingenieros norteamericanos y al año solamente quedaban 2, lo que evidencia que el proyecto fue ejecutado y culminado por ingenieros y técnicos mexicanos.

Hace una descripción a lo largo del libro de distinguidos ingenieros como Eduardo Rukos, quien era el encargado del Diseño del Proyecto y habla también sobre las múltiples diferencias de criterios, con lo que al final se alentaban las mejores prácticas de ingeniería.

Escribió sobre el inicio de la Era Nuclear en México que fue precisamente en octubre de 1986. Inclusive se formaron los grupos de Madres Veracruzanas en Veracruz y Xalapa, éstas últimas se manifestaron por varios años frente al Palacio de Gobierno de Xalapa.

La parte positiva  de esta manifestación fue que mantenía en las noticias al proyecto, hecho que servía para contar con el presupuesto correspondiente de parte de la autoridad.

En 1996 fue invitado a laborar a Pemex para que diseñara un Programa de Seguridad y regresó a LV en 2004.

Se trata de una narrativa interesante, para leer de un tirón porque está lleno de experiencias y de anécdotas. Sus desencuentros y encuentros con líderes sindicales. Recordó una anécdota con Guillermo Guerrero, entonces director de CFE, con quien tenía cita de trabajo. Le llevó el periódico que en su sección de Horóscopos, decía: “Hoy una persona a quien admiras y respetas, te atacará sin razón”. En efecto, Guerrero Villalobos lo había recibido con sequedad, pero luego cambió su actitud.

En su libro evoca también que muchos de los ataques antinucleares procedían del mismo gobierno del Estado. AAL y FGB no eran simpatizantes del proyecto.

Se refirió también  a aspectos sobre Ingeniería Ambiental y WANO, el organismo regulador a nivel internacional, que fue un ente que ayudó en gran medida al proyecto de LV.

Al concluir su etapa laboral y en una ceremonia en donde reconocieron su extraordinaria labor, atribuyó el éxito logrado a saber conjuntar equipos de trabajo con gente responsable, con gran capacidad técnica, pero sobre todo, gente buena, con lo que se siente orgulloso de trabajar.

Y en un párrafo de la contraportada, afirmó: “Este libro es un relato coloquial de muchos momentos llenos de presión y de pasión que vivimos un grupo de mexicanos para hacer posible que el país contara  con una opción importante  para su futuro desarrollo energético: la energía nuclear”.

Rafael Fernández de la Garza estudió la carrera de Ingeniería Mecánica Eléctrica en la UNAM., con posgrado en Diseños de Plantas en la Universidad de Los Ángeles California, E.U. Actualmente es miembro y académico de Número de la Academia Mexicana de Ingeniería y ha recibido un gran número de premios y reconocimientos por su trayectoria profesional.