VISITAS:  3664

HIJA DEL SEPULTURERO

LA HIJA DEL SEPULTURERO

El estigma de la raza

Joyce Carol Oates

Recopilación y comentario de

MTRA. AURORA RUIZ VÁSQUEZ

(Septiembre 1922-Abril 2016)

Como suele suceder, una persona autorizada me recomendó la novela La Hija del Sepulturero de Joyce Carol Oates (1936) editada por Alfaguara. Ávida de lectura, enseguida la conseguí. Al tener el voluminoso libro, dubitativa empecé a hojearlo. Leí las primeras páginas sin dificultad y brotó el interés por conocer la historia completa, me fui adentrando en el libro y con agrado terminé de leer las 688 páginas. Es importante conocer los antecedentes de la autora para captar un panorama  general y poder emitir una opinión de la obra en cuestión.

La autora, Joyce Carol Oates, nacida en Nueva York el 16 de junio de 1936 es una escritora de actualidad, reconocida por su prolífica producción como novelista, cuentista, ensayista y editora, así como por su participación en obras de teatro. Ha sido propuesta para el Nobel de Literatura en varias ocasiones. Es autora de muchas novelas donde toca temas como la pobreza rural, los abusos sexuales, las tensiones de clase, el afán de poder, la niñez y adolescencia de la mujer, así como el terror sobrenatural.

La violencia es una constante en su obra. De entre sus múltiples novelas podemos citar Maná, Ave del Paraíso, Ángel de Luz, entre otras. La Hija del Sepulturero es protagonizada por una familia, los Schwart, inmigrantes judíos que huyen de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial con dos hijos varones y una niña que nace en el trasatlántico antes de llegar a Nueva York: Rebeca, la protagonista, la no deseada.

El padre, habiendo sido profesor, solo encuentra trabajo de sepulturero con derecho a vivir en una casita de piedra adjunta. La vida es dura, el padre déspota, la madre sumisa y los hijos desorientados. El repudio a la raza judía es inminente, se les prohíbe a los hijos hablar en alemán para no ser descubiertos, la familia es motivo de burlas y humillaciones. Al padre lo llaman a sus espadas “Schwart el judío”.

Continuará….

Libro “Reseñas”. Pags. 65 y 66