VISITAS: 107672

AMBIENTE DE VERACRUZ: ALEGRE, FESTIVO Y FRATERNO: HANS PETER SCHUSTER

   

El ambiente de Veracruz es único y la alegría de su gente es contagiosa. El veracruzano es amable y brinda mucho afecto, afirmó Hans Peter Schuster, catedrático de la Universidad Popular de Pirmasens, Renania Palatinato, Alemania y quien estuvo unos días de vacaciones en este puerto.

No es la primera vez y son varias las ocasiones que visita la ciudad, misma que reconoce su gran legado histórico, primera fundada en América en el año 1519 con la llegada de Hernán Cortés.

Bajo esa percepción, ahora conoció el Museo Naval y el Museo de la Ciudad, donde rescató diversas vivencias. En el Naval, observó la Nao de China, la mítica embarcación china que llegó a nuestro país desde 1565, llena de diversas mercancías como seda, pólvora, telas, perfumes, loza, especias, muebles y productos alimenticios.

Por cierto, en una parte de la embarcación se observan un gran número de cañones que repelían los ataques de piratas.

Observó también el buque Escuela Cuauhtémoc, la embarcación insignia de la marina mexicana y que en Europa tuvo la oportunidad de conocerlo.

Y en el Museo de la Ciudad, conoció la narrativa de un guía que mostró diversos aspectos culturales y de historia de la ciudad. Ahí se encontraba un Asilo y también lo que fue el Hospicio, a cuyos niños el Maestro Moreno daba clases de piano y, aparte, se les enseñaban artes gráficas.

En la banqueta del museo, observó unos interesantes Códices sobre la conquista de México.

EN LA PARROQUIA

En el mítico café La Parroquia, Hans Peter conoció el ambiente de los veracruzanos que todo el tiempo están entre bromas, risas y una charla infinita, salpicada con las notas de la Marimba y de los Tríos Jarochos.

En esta ocasión visitó la Mesa 30, como se le conoce, donde está cotidianamente el Ing. David Reynier, mismo que le dio la bienvenida. Le acompañaban Ramón Villar, Israel Valencia, José Alfredo Martínez, Ángel Herrera, Pablo Ballesteros, Alicia Ordóñez y Héctor Saldierna.

Y más tarde Hans Peter Schuster visitó los Portales de Veracruz donde convivió con unas amistades que había conocido tiempo atrás. Presente, Sergio Páez, Lupita, Nair y unas maestras de Paso de Ovejas. Desde luego, Isabel Arellano, esposa de Hans Peter, todo en un ambiente de música y una larga fila de vendedores ofreciendo los más diversos productos.