VISITAS: 110018

HAY QUE VIVIR CON LA NATURALEZA Y NO DAÑARLA PORQUE EL PRECIO A LA POBLACIÓN ES MUY ALTO: ARQ.SARA TOPELSON

 

*Ciudades Costeras, fue el tema abordado por la profesional, Premio Nacional de Arquitectura 2021, en Congreso Nacional

Al inaugurarse el Congreso Nacional de Arquitectura e Ingeniería, la Arq. Sara Topelson refrendó la importancia que tiene el cuidado  y preservación de la naturaleza porque existe una fundada amenaza del cambio climático que ha incrementado los niveles del mar.

En la sede del Teatro Clavijero, la arquitecta Topelson, Premio Nacional de Arquitectura 2021, expresó que el 65 por ciento de la superficie del país cuenta con litorales que representan 263 municipios.

Con la conferencia “Retos de Ciudades Costeras”, la arquitecta Topelson expresó que 5 puertos en el país concentran el 80 por ciento de la actividad comercial marítima, que en sólo 2023 manejaron 9 millones de contenedores.

De ahí, anotó, de acuerdo a la importancia de los puertos de la república mexicana, estos son: Manzanillo, Veracruz, Lázaro Cárdenas, Altamira y Ensenada.

En el caso del puerto de Veracruz, afirmó que éste tiene dos vocaciones: turístico y portuario, siendo complejo el concepto de puerto-ciudad. De 1990 a 2020 incrementó su población en 1.6 veces, asociado con carencia de servicios.

Otro dato de gran relevancia y que aportó la arquitecta Sara Topelson, ante un auditorio conformado por profesionales de la arquitectura, ingeniería y estudiantes de diversas instituciones de educación superior, es que 15 por ciento de la población en el país habita en municipios costeros.

El crecimiento de la mancha poblacional ha propiciado una mayor contaminación de las playas y en el caso de Acapulco, del encanto que tenía en décadas pasadas, ahora ha perdido esa cualidad.

Por consecuencia, es urgente que haya respeto por la naturaleza, que no se construya en la primera duna en la playa, que se preserven los arrecifes, los manglares y humedales.

Los resultados del cambio climático nos muestran que poblaciones como en Centla, Tabasco, los habitantes han sido desplazados por el crecimiento del mar. Hay que vivir con la naturaleza y no afectarla, dijo.