VISITAS: 115000

DELIRIO DEL PODER

DELIRIO DEL PODER

El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad

Mtra. Aurora Ruiz Vásquez

(Septiembre 1922-Abril 2016)

 

Conrad insistió en la afirmación ya famosa que su labor creativa consistía, antes que nada, en hacer que uno viera.

Harold Bloom

La obra El corazón de las Tinieblas es una novela corta de Joseph Conrad (1857-1924) producto de la vida atormentada del autor nacido en Polonia y más tarde nacionalizado británico. La novela fue publicada por entregas en 1880 y como libro en 1902. Tiene un prólogo de Mario Vargas Llosa en esta edición que me parece magnífico, por ilustrativo e interpretativo, titulado “Las raíces de lo humano”, Vargas Llosa habla de la civilización y la barbarie, y encarna a Leopoldo II como uno de los criminales políticos más sanguinarios del siglo XX comparable con Hitler y Stalin.

El Corazón de las Tinieblas está narrado en primera persona con un lenguaje poético. Plasma, disfrazadas, las emociones sufridas en la propia aventura congolesa de Conrad a finales del siglo XIX, aplica así material autobiográfico a través del personaje y narrador Charlie Marlow.  Aparecen en la novela sus atroces experiencias del viaje al Congo en busca del Misterio Kurtz, gerente comercial quien ha quedado sumido en la locura producto del tiempo que ha permanecido en la selva.

La obra maestra de Conrad viene a ser una crítica a los abusos de los colonizadores de todos los tiempos con sed de poder y enriquecimiento. Se centra en el delirio de poder, esa ansia del hombre de sentirse en la cima para avasallar a los débiles. Una obra rica y profunda que invita a la reflexión. Conrad fue testigo de muchos horrores y no los cuenta a través de personajes que lo interpretan, originando tensión desde el principio hasta el final con esas historias espeluznantes de caníbales y crímenes atroces.

Conrad en un largo monólogo habla de la soledad, el aislamiento, la lucha del hombre contra la naturaleza, aparece el contraste entre la civilización y la barbarie. Supuestamente Europa debería simbolizar la civilización y África la barbarie, pero no es así porque el hombre blanco comete atrocidades de auténtico salvajismo. La novela se queda corta respecto a la realidad que se vivía en aquellos lugares apartados y olvidados, donde con el estandarte de la colonización se cometieron los más horrendos crímenes.

El protagonista de la novela es Kurtz, un semidiós casi inalcanzable de una inteligencia y elocuencia extraordinaria.  Se mezcla la Fantasía con la realidad, pero llega Marlow a ver la casa de Kurtz rodeada de estacas que sostienen cabezas disecadas de los hombres que había matado. Marlow cuenta que Kurtz llegaba a aceptar complacido ritos y danzas en su honor a medianoche.  Los nativos lo adoraban siendo que les causaba tanto daño. Se enteró que en su participación en la Organización para la eliminación de las Costumbres Salvajes expresaba: “¡Exterminar a esos bárbaros!”.

La etapa de la muerte de Kurtz es muy emotiva y contiene reflexiones sobre la vida y la muerte. Cuando Marlow entrevista a la novia blanca de Kurtz es un reflejo de un amor intenso dejando atrás a la otra mujer negra ” bárbara y soberbia”. Las palabras finales de Kurtz fueron ¡Ah, el horror! ¡El horror!

La atmósfera en que se desarrollan los hechos me parece bien lograda y el lugar en los ríos Támesis y Congo nos presenta imágenes que vemos como auténticas. La prosa es rica, a veces un poco recargada que llega a confundir, Aunque algunos críticos opinan que hay abuso de adjetivos a mí me parecen necesarios. En general estoy segura que al leer el libro se adentra el lector a otras latitudes y se producen emociones fuertes que se saborean con gusto, haciéndonos reflexionar sobre la condición humana.

Entre las obras escritas por Conrad destacan “La locura de Almayer”, “Juventud”, “La línea de la sombra”, “Tifón” y otras historias y Notredame.  Basada en el “Corazón de las Tinieblas” se encuentra la película “Apocalypse Now” de gran éxito protagonizada por Marlon Brando.

Libro Reseñas

Pág. 93, 94, 95, 96.