VISITAS: 107676

Jarmila: Una Historia de Amor de Bohemia de Ernst Weiss

Un Reloj Barato de Níquel

Jarmila: Una Historia de Amor

de Bohemia de Ernst Weiss

Por: Mtra. Aurora Ruiz Vásquez

(Sept. 1922- Abril  2016)

Jarmila es una novela corta publicada por primera vez en 1973, cuya presentación de bolsillo la hace cómoda para llevar a cualquier parte y disfrutar de su lectura. Tan pequeña como un reloj. Su autor es el alemán Ernst Weiss (1882-1940), nacido en Brno, territorio perteneciente entonces a Alemania y ahora a la República Checa. Murió en Paris al atentar contra su vida cuando los nazis entraron a la Ciudad Luz.

Los sucesos de la novela se desarrollan en Praga y en una aldea de la campiña bohemia. Es una historia sorprendente, tensa y emotiva, que atrapa; está estructurada con la precisión de la maquinaria de un reloj.

El tema principal es el universal amor, pero también los celos entre una pareja. Existe un amor prohibido ya que Jarmila está casada y vive en una sociedad monógama. Me hizo recordar los amores apasionados, tormentosos o platónicos de algunas parejas famosas en la literatura como Romeo y Julieta, Cleopatra y Marco Antonio, Jean Paul Sartre y Simone de Beauvoir, Kafka y Milena, por señalar unos cuantos.

Con gran habilidad narrativa, sin olvidar los detalles, Weiss cuenta la historia del viaje de un comerciante de manzanas de Paris a Praga. En el trayecto olvida su reloj, compra otro barato de níquel que se atrasa y se adelanta a su antojo, esto lo pone en contacto con un hombre que vende pajaritos de madera emplumados y movidos por un mecanismo de relojería, el cual le promete arreglar el reloj descompuesto. En toda la narración el tema del reloj es constante, da unidad y cierra el relato. Igualmente cobran importancia los gansos vivos que despluman las mujeres, las plumas rosadas que al final cubren los pies de Jarmila.

La narración Jarmila hace gala de las características de precisión, sutileza y unidad que Weiss había admirado tanto de su amigo Stefan Sweig.

Tomando cervezas platican el comerciante y el pajarero hasta intimar. Este último le cuenta toda su historia de amor apasionado por Jarmila, una turbadora mujer casada, muy bella por la cual vale la pena arriesgar la vida; ella corresponde; lo atrae una y mil veces al almacén de plumas, lo llama, y después lo repele altiva. Jarmila aguanta la crítica del pueblo que está enterado de su engaño al marido. El pajarero se siente impotente, aprisionado como los gansos que despluma Jarmila.  Tiene un hijo con ella, pero legalmente el marido es el padre, por lo que la incita a irse, a tomar a su hijo en brazos y desde Hamburgo cruzar el mar.

-¿A América con un bebé en brazos, hacia lo desconocido? A Praga por un día sí, pero a América y sin dinero, bueno, te digo que no, para siempre, contesta ella.

-“Te amo” le dije por primera vez y me alejé, concluyó él.

Ella también lo amaba, pero era altiva, caprichosa y quería que las cosas fueran como decía, tal vez temía perder la seguridad económica que le brindaba su marido. El pajarero a veces la consideraba un monstruo al que amaba, algo endemoniado había en ella que le predecía un fin trágico. “Es amargo ser esclavo de una mujer y a la vez algo muy dulce”, se lamenta el hombre.

Otras de las obras de Weiss son: El pobre derrochador, El testigo ocular, Caleidoscopio y La cadena.

Jarmila, una historia de amor de bohemia. Ernst Weiss

Traducción de Felia Formosa

Barcelona, Minúscula, 2002

113 pp

 

Reseñas

Pág. 107, 108, 109