VISITAS: 115000

EMOTIVA CEREMONIA Y DEVELACIÓN DE PLACAS ENMARCÓ CELEBRACION DEL 50 ANIVERSARIO DE LA GENERACION 1969-1973

 

EMOTIVA CEREMONIA Y DEVELACIÓN DE PLACAS ENMARCÓ CELEBRACIÓN DEL 50 ANIVERSARIO DE LA GENERACIÓN 1969-1973

Las puertas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Veracruzana volvieron a abrirse pródigas a la Generación de Ingeniería 1969-1973  para conmemorar el 50 aniversario y recordar su espléndida etapa de formación que los forjó en profesionales y con un futuro prometedor.

Al iniciar el acto en el auditorio de Usos Múltiples, el ingeniero Alberto Peña Nava, maestro de Ceremonias, les dio la bienvenida y exaltó la ingeniería  en el país que desde los tiempos prehispánicos eran ejemplo de grandes  construcciones que a la fecha se mantienen enhiestas como las pirámides de Chichén Itzá, Uxmal y el Tajín en Veracruz, consecuencia de una etapa de esplendor de la cultura madre, la  Olmeca.

En el presídium, el Ing. Héctor Hernández, el Ing. Jesús Martín Santamaría López director de la Facultad de Ingeniería de la Construcción y el Hábitat; Ing. Francisco Ortiz Martínez, director de la Facultad de Ingeniería Mecánica y Ciencias Navales y el Ing. Andrés Hernández Baltazar, coordinador y organizador de la ceremonia.

En su mensaje, el Ing. Peña Nava reafirmó que los mejores ingenieros del mundo son mexicanos y ello lo precede un gran historial del país. Y contó la anécdota del Ing. Jaime Revilla Fajardo que se fue a estudiar un posgrado en Hidráulica a Francia, donde en la primera clase el maestro, al saber que era mexicano, le dijo que los ingenieros del mundo deberían ir a México a estudiar esa especialidad, porque desde los mexicas existe una gran tradición en materia hidráulica, acueductos y sistemas de riego.

Por su parte, el Ing. Tomás Yánez Burelo, al hablar a nombre de los egresados de la Generación, expresó que los tiempos cambian y que de la regla de cálculo, ahora son otras técnicas y procedimientos.

Especialmente, en su mensaje agradeció a los Maestros por su entrega y dedicación al otorgarles las herramientas de preparación que les permitió obtener un pronto empleo o actividad emprendedora con adecuada remuneración.

DEVELAN PLACAS

Enseguida, los ingenieros de la Generación, acompañados de sus esposas y familiares, acudieron a develar un par de placas. Una de ellas, en honor a los egresados de Ingeniería Mecánica-Eléctrica y la otra, en honor a egresados de la Facultad de Ingeniería Civil, ahora de la Construcción.

En ambos casos, los directores de las instituciones fueron los encargados de develar las placas junto al Ing. Andrés Hernández, donde aparecen grabados en bronce los nombres de los egresados.

Fue motivo de recordar, disfrutar tiempos pretéritos de juventud y de reafirmar lazos de amistad y confraternidad.