VISITAS: 107672

LOS INGENIEROS MEXICANOS TIENEN GRAN RECONOCIMIENTO EN AMÉRICA LATINA: ING. JAVIER OROPEZA ÁNGELES, PREMIO NACIONAL DE INGENIERÍA

LOS INGENIEROS MEXICANOS TIENEN GRAN RECONOCIMIENTO EN AMÉRICA LATINA: ING. JAVIER OROPEZA ÁNGELES, PREMIO NACIONAL DE INGENIERÍA

Los ingenieros mexicanos tienen un gran reconocimiento profesional en América Latina, consecuencia de su esmerada preparación y por los resultados obtenidos en el sector eléctrico, afirmó el Ing. Javier Oropeza Ángeles, premio Nacional de Ingeniería 2018 y conferencista.

En entrevista con la revista BIE, el ingeniero Oropeza expresó que en países como Ecuador, Colombia, Chile, Perú, República Dominicana, entre otros, le tienen reconocimiento a los ingenieros mexicanos.

El ingeniero Javier Oropeza, quien ha acudido a ofrecer conferencias a esos países, afirmó que los ingenieros mexicanos han cosechado un prestigio derivado de su desempeño profesional.

En el marco de una conferencia ofrecida en el CIME de Puebla que preside el Ing. Carlos Morán Ramírez, el entrevistado precisó que se requiere de una constante preparación y capacitación de los ingenieros.

“Las nuevas generaciones de ingenieros tienen esa responsabilidad de forjarse con altos niveles de preparación para enfrentar los grandes desafíos que representa el incremento de la demanda”, subrayó Oropeza.

Al preguntarle sobre los efectos originados por la pandemia, rescató que la parte positiva fue que se profundizó en la parte educativa a través de la distancia, que sí bien tuvo algunas problemáticas, abonó también para reafirmar este medio de enseñanza-aprendizaje.

 Dijo que la CFE ha contribuido también en el fortalecimiento de la infraestructura, aunque reconoció también que la introducción del sistema fotovoltaico y la eólica representan desafíos en la integración con la red nacional.

En el tema fotovoltaico apuntó que paulatinamente se ha aceptado las ventajas que tiene esta tecnología que le permite al usuario pagar menores cantidades por el consumo de la energía.

“Hay una gran diferencia en cuanto a la inversión, aunque vale la pena porque la amortización se hace en un período de por lo menos de cinco  hasta diez años”, subrayó.