VISITAS: 37336

RESEÑAS DE LA MTRA. AURORA

CORRIENTES SUBTERRÁNEAS MEMORIAS DEL SUBSUELO

Mtra. Aurora Ruiz Vásquez*

(Septiembre 1922-Abril 2016)

De Fiódor Dostoyevski

Memorias del Subsuelo es una novela corta concebida por el escritor ruso Fiódor Dostoyevski  (1821-1881), imprescindible de conocer y comentar dentro de la literatura universal, publicada por primera vez en 1864. Requiere una lectura concentrada e interpretativa ya que su argumento aparece un poco complicado y confuso. Consiste en un largo y sombrío monólogo en que se intenta dialogar  con el lector o un público que no existe, esa voz formula preguntas e inventa respuestas. Habla de sí mismo sin identificarse, sin definirse, en primera persona, el protagonista expone sus ideas como un ser despreciable, fácilmente irritable.

-No he conseguido nada, ni ser malvado ni ser otro, no he conseguido ni ser perverso ni ser bondadoso, ni canalla ni honrado (…). Sí señores, el hombre  del siglo XIX tiene el deber de estar esencialmente despojado de carácter, está obligado a ello.

Claro está ya: él representa las miserias del hombre del subsuelo, el de ese su interior. En la primera parte de la obra, el narrador se presenta ante nosotros con ya su habitual misantropía como un enfermo, como un malvado y en la segunda, cuenta algunos sucesos de su vida. Se manejan pocos personajes: Lisa, la muchacha, Apolonio su criado y unos condiscípulos de la universidad.

Dostoyevski utiliza el lenguaje interior, o flujo de conciencia, y el libre albedrío para exponer sus ideas, su personaje desvaría, sufre crisis nerviosas, estalla en cólera injustificada, ataques de ira contra sí mismo que no puede contener. Le asaltan deseos de venganza y deseos de matar. Habla con cinismo “porque no soy más que un guiñapo”.

La novela se desarrolla en San Petesburgo. El narrador realiza una penetrante descripción del alma humana y le preocupa la humanidad, que lo lleva a indagar las facetas del espíritu humano, rastrea sus conflictos interiores, sus debilidades y anhelos, basándose en el surrealismo, en el inconsciente y en el existencialismo. Recurre al realismo psicológico y toca áreas del campo de la filosofía.