VISITAS: 104155

SUEÑOS Y SACRIFICIOS DE NUESTROS MAESTROS SON UNA REALIDAD: ALICIA TORRE, DURANTE CELEBRACION DE 50 ANIVERSARIO DE LA ETI 26

SUEÑOS Y SACRIFICIOS DE NUESTROS MAESTROS SON UNA REALIDAD: ALICIA TORRE, DURANTE CELEBRACIÓN DE 50 ANIVERSARIO DE LA ETI 26

La M.C. Alicia Torre Romero es Catedrática del Tecnológico Nacional de México Campus Veracruz y no olvida su formación académica, de manera que formó parte de la primera Generación de la Escuela Secundaria ETI No. 192, lo que es actualmente ETI No. 26 y que durante la celebración del 50 Aniversario de Fundación tuvo el privilegio de hablar a nombre de sus compañeros en un evento especial e inolvidable.

La catedrática Alicia  reconoció el extraordinario trabajo de sus maestros de la secundaria que entregaron parte de su vida para sembrar en cada uno de nosotros el interés por aprender y superarse.

“Hoy quiero hacerles saber a esos queridos maestros que sus sueños, sacrificios y trabajos se han visto realizados, no sólo con quienes están en una empresa, o en una industria, y aquellos que formaron una familia, y además también quienes son personas que lograron alcanzar sus objetivos de vida, sino también en las generaciones que a lo largo de estos años han contribuido a la historia de este plantel”, expresó en su discurso Alicia Torre.

“Cerca de 200 alumnos iniciamos nuestro estudio en esta Escuela el 2 de octubre de 1973 que fue dirigida excelsamente por el Ing. Serafín Uscanga Uscanga y ahora el número es de 2 mil alumnos, donde han pasado un gran número de directores que han marcado su propia época”, argumentó.

Ahora es el Ing. Vladimir Leines Ávila el encargado de dirigir a esta comunidad formada por profesores, alumnos y padres de familia que siempre se distinguen en hacer su mejor esfuerzo cada ciclo escolar.

“Estamos orgullosos de formar parte de la Primera Generación y de abrir brecha para el posicionamiento de esta gran institución. Esta Generación, precisamente, fue elogiada por nuestra disciplina, valores y  desempeño académico”, reafirmó Alicia Torre Romero.

Poco antes, durante su elocución, la catedrática Torre había contado algunas anécdotas de la Escuela que inicialmente estuvo en la Secundaria Técnica No. 1, donde cerca de ahí existía una Laguna, en donde el propio ingeniero Serafín iba por los alumnos para sacarlos del agua, porque varios alumnos aprovechaban para nadar.

Y ya en las instalaciones de la ETI 26, cuando los alumnos jugaban y hacían hoyos para poner las porterías, se encontraban con cráneos y huesos, toda vez que ahí había sido parte del Panteón Infantil de la ciudad.