VISITAS: 103995
bieindustrial noviembre 3, 2023

 

Considerado un ícono de referencia de la ingeniería nuclear en México, el ingeniero Rafael Fernández de la Garza presentó el libro “¡Qué Verde está mi Laguna!” en el seno de la Academia de Ingeniería México a través de vía zoom y ante un auditorio conformado por especialistas e ingenieros del sector.

Fernández de la Garza, Académico Titular de la Comisión  de Especialidad en Ingeniería Nuclear, hizo un esbozo general del libro en donde confesó que siempre quiso dejar algunas experiencias y anécdotas de lo que fue construir y operar la primera Central Nucleoeléctrica en México.

Fue una experiencia de 30 años, que de acuerdo al mismo prólogo de su libro, expresó que estar al frente de una planta tecnológicamente avanzada  necesitaba, no sólo de entusiasmo y voluntad para construirla, sino también de destreza para operarla.

En este aspecto, resaltó que construirla y operarla requería también de algo que no es común en nuestro medio laboral en el país: la disciplina.

El concepto de disciplina llevado hacia todos los procedimientos y metodologías para llevar a buen término el objetivo. Por eso, dijo, cuando la disciplina se convierte en un hábito en el sector nuclear, decimos entonces que ya existe una “Cultura de Seguridad”.

En la plática ante miembros de la Academia de Ingeniería y personalidades relevantes del sector nuclear, como el Ing. Juan Eibenchtuz, calificó esta actividad como divertida y apasionante, llena de pasajes difíciles, pero también de muchas satisfacciones.

Para efectos didácticos, Fernández de la Garza explicó que el reactor nuclear es una máquina fabulosa que concentra en muy poco espacio una cantidad enorme de energía  que bien manejada y controlada correctamente produce electricidad barata, limpia y segura.

Llevar a cabo un proyecto de tal magnitud fue extremadamente difícil, a partir de la poca credibilidad del gobierno, siendo no sólo característico de México, aunque aquí más impactante. Vencer esto fue difícil.

Algo que también confesó fue que nunca le recomendaron determinada empresa, contratista  o persona. ¡Algo inaudito!. Pero así sucedió.

En su libro de 196 páginas, el ingeniero Rafael Fernández de la Garza hizo una descripción general como Jefe de Ingeniería, Director del Proyecto, Carga de Combustible, Antinucleares, Ingeniería Ambiental, WANO,  Laguna Verde en Pemex, su regreso a Laguna Verde, anécdotas y despedida.

SIASPA

Fernández de la Garza hizo mención especial de su actividad en Pemex, donde desarrolló  el  “Sistema Integral de la Seguridad Industrial y la Protección Ambiental”.

Fue la idea de juntar en un solo Sistema la parte de Seguridad Industrial con la parte ambiental. Era la primera vez que se hacía en la industria petrolera y fue motivo de importantes reconocimientos.

Para Fernández de la Garza, que es considerado un personaje relevante   en la historia de la planta nuclear “Laguna Verde”, elogió en su despedida de la Central a sus compañeros de trabajo con quienes compartió emociones, retos, diversión y lo que hizo posible que un grupo de mexicanos hayan construido y operado la primera planta nuclear en el país.

Fue la parte final del libro y cuya ceremonia se realizó en un céntrico hotel de la ciudad de Veracruz.

Entre las personas que estuvieron en el zoom se encontraban el Ing. Gabriel Calleros, la Mtra. Cecilia Martín del Campo, Dra. Mónica Barrera, Dra. Pamela Fran, Ing. Jorge del Río, Físico Ismael Padilla, Ing. Cintia Angulo y otras personalidades del sector de la ingeniería.

 

Deja un comentario.

Tu dirección de correo electrónico no será visible. Los campos obligatorios están marcados con *